Daria Zarówna. El arte de la fotografía.

tumblr_mqlk7tMYnk1swvpj0o1_500

Descubrir un talento como el Daria Zarówna para una amante de la fotografía y de la gastronomía como yo, es todo un acontecimiento digno de ocupar un espacio propio en nuestra revista.

tumblr_mqnm1wkIO31swvpj0o1_500

tumblr_mrdwsxIxhS1swvpj0o1_1280

Sigo su trabajo desde hace unos meses. Y preparando un artículo con temática gastronómica para el número especial de verano, pensé en dedicárselo íntegramente al pan. Tenía numerosas imágenes de los campos de trigo que hay cerca de mi casa, que hacía tomado antes de que los segaran, pero francamente estas imágenes superan con creces no sólo las fotos que tengo sino muchas otras que pudiera crear o buscar.

04_ROfood_rostyleandlife_31_07

08_ROfood_rostyleandlife_31_07

El pan, este maravilloso alimento atemporal, que disfrutamos por igual en cualquier estación del año, pero que está ligada a los recuerdos de mi infancia cada verano en un pueblo manchego en el que vivían mis abuelos.

02_ROfood_rostyleandlife_31_07

09_ROfood_rostyleandlife_31_07Desayunos y meriendas de pan con queso, con tomate, o simplemente con mantequilla y azúcar. Con chocolate, con embutidos y patés. O sólo, pellizcándolo a escondidas, aún templado, nada mas depositarlo mi abuela en la despensa, dentro de una bolsa de tela hecha por ella. Seguramente lo asocio a la época estival porque es la que pasaba con ellos. Y el recuerdo del sabor del pan que entonces degustaba como un auténtico manjar es muy intenso para mí en estas fechas, porque es uno de los sabores que más añoro. Sigo comiendo pan pero no es lo mismo, no sé si el pan ya no es lo que era o simplemente soy yo que he idealizado tanto esta época feliz, así como los sabores veraniegos de mi infancia.

tumblr_mqt5n0xAl41swvpj0o1_500

Por suerte el trabajo de Daria trae a mi memoria muchos de esos recuerdos y sensaciones. Y gracias a ella he vuelto por un momento a esos maravillosos instantes de deleite gastronómico que marcan para siempre.

06_ROfood_rostyleandlife_31_07

Puedes ver el  reportaje completo en RO Style&Life.

********

Anuncios

Una Heladería de Cuento: Rocambolesc

Nada más apetecible en estos días de verano, en los que el termómetro salta los cuarenta grados, que visitar una heladería, y en este caso un lugar  muy especial que auna el buen hacer gastronómico y un cuidado y original interiorismo. Hablamos de Rocambolesc, en la C/ Santa Clara 50, de Girona.


Se trata del último proyecto creativo y empresarial de Jordi Roca, el responsable de los postres en una de las referencias gastronómicas imprescindibles de nuestro país,  el restaurante de los hermanos Roca, El Celler de Can  Roca.


Un proyecto decorativo del estudio Sandra Tarruella Interioristas, que recuerda la estética de la película de Tim Burton, Charlie y la Fábrica de Chocolate, inspirado en el libro infantil de Roald Dah, escrito en 1964. Una local de 64 metros cuadrados decorado con madera de roble y hierro, presidido por  una pared frontal  que representa una máquina para fabricar los helados. Con tubos de colores, engranajes, y una iluminación que ayudan a crear un entorno de inspiración industrial. Y no sólo estéticamente sino también de forma práctica, porque los helados se sirven directamente al cucurucho de barquillo o la tarrina tras activar una manivela, a través de las que denominan máquinas “soft”.


Seis tipos de helados diferentes, para probar en cucurucho o en tarrina. Siempre recién hechos y elaborados con productos naturales. Sabores clásicos con productos de temporada y de la zona.

  • Helado de Manzana al Horno. De Mantequilla carameliza con Manzana fresca de Girona.
  • Sorbete de Fresa. Pulpa de fruta fresca, nube de lichi yfresa, y gominola de frutos rojos.
  • Helado de Vainilla. Con bizcocho de chocolate sin harina, salsa de chocolate y crujiente de caramelo.
  • Un clásico, el helado de Chocolate, pero esta vez con haba de cacao garrapiñada, chocolate, cookie de cacao y peta/choco.
  • De mandarina.  Con gajos de naranja, salsa de mandarina y alquequenje.
  • Helado Lácteo. De Leche de Oveja caramelizada, con confitura de guayaba y  algodón de azúcar.



En Rocambolesc también venden libros, perfumes, caramelos y postres. Pero su apuesta más novedosa consiste en que  los postres que se sirven en el restaurante Cerler de Can Roca, se puedan comprar en un kit ya preparados para llevar a casa. De momento esta opción sólo está disponible para el postre Lácteo. Este kit se compone de algodón de azúcar, guayaba, dulce de leche, yogur de leche de oveja y helado de leche de oveja de raza ripollesa. 


Además tienen un Blog 
http://rocambolescblog.com/, en el que encontrar más detalles y novedades.  Sin duda un lugar de referencia para añadir a nuestra libreta de direcciones de locales con encanto.

***************

Fotografía Original: Meritxell Arjalaquer y Rocambolesc.
Texto: Crazy Mary