Viajamos a… Lisboa

Volver a Lisboa siempre es un regalo para el espíritu y para los sentidos. No sé por qué siempre tengo la sensación de que el tiempo transcurre más despacio estando aquí, que los días son más largos y que me siento como si descubriese la ciudad por primera vez…